Lo que hay detrás

El bonsai es símbolo de eternidad, cuidado y tiempo; dentro de más longevo es más preciado, pues carga atención, paciencia y sabiduría. Estos bonsais están pintados en acuarela y durante su proceso, la paleta de color fue extraída para apreciar su producción. Al tiempo fue inscrita la evidencia de las horas de realización.

 
De esta obra parten los siguientes cuestionamientos.
¿Qué tanto reconocemos lo subyacente en una obra - y en la vida-? ¿Es acaso más importante la finalidad de una obra de arte, acción u objeto, que su proceso? ¿Es importante discutir sobre la inmediatez en lo contemporáneo? ¿El papel del Arte en estos tiempos debería acoplarse a los dictámenes de lo inmediato, impactante, estético y asequible?