Desafiando al calendario

Estas pinturas son imágenes inspiradas en las fachadas de Cuba y Cartagena. Lugares en donde siento que el tiempo se detiene y un instante materializa el presente y el pasado, en una instantánea que lleva consigo de manera invisible todos los momentos que ya fueron. 

Cada capa está pintada en acrílico sobre una capa de resina, generando así profundidades que le dan vida al espacio. A su vez, es un símbolo a cada detalle independiente que hace que un espacio sea lo que es y de manera directa, cada detalle que compone que el presente sea lo que es también.